Categorías
Salud

¿Cómo se disemina el Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida (SIDA) y el VIH?

Una de las formas de diseminación del virus VIH es por la falta de prevención en mantener sexo seguro y responsable. Tomando la medidas pertinentes para evitar tener varias parejas, sin conocer su procedencia y estado de salud, llevando una vida sexual promiscua y sin control. 

Por ello, lo más común es que las personas contraigan o transmitan el VIH a través de conductas sexuales y también con el uso de agujas o jeringas contaminadas que generalmente ocurre en los drogadictos. 

Por lo tanto, sólo ciertos fluidos corporales como la sangre, el semen, fluido pre-seminal (pre-cum), fluidos rectales, fluidos vaginales y leche materna, de una persona que tiene VIH,  pueden transmitir el virus.

Para que se produzca la transmisión, el VIH de estos fluidos debe llegar al torrente sanguíneo de una persona VIH negativa a través de una membrana mucosa, en el recto, la vagina, la boca o la punta del pene, por cortes o llagas abiertas, o por inyección directa.

Las personas con VIH que toman diariamente los medicamentos para el virus según lo prescrito, obtienen y mantienen una carga viral indetectable, no corren ningún riesgo de transmitir el VIH a sus parejas VIH-negativas.

Otras formas de diseminación del VIH

El VIH se propaga sólo en casos extremadamente raros por:

Practicar sexo oral, que por lo en general, la probabilidad de que una persona VIH negativa contraiga el VIH a través del sexo oral con una pareja VIH positiva es extremadamente baja.

Las personas también pueden ser objeto de una posible infestación, al recibir trasvase de sangre, productos sanguíneos,  trasplantes de órganos o tejidos contaminados con VIH, y en ese caso, se considera que el riesgo es extremadamente pequeño hoy en día,  debido a las rigurosas pruebas de suministro de sangre,  de órganos y tejidos donados.

Los casos de traumas severos en los que, cada uno de los muy pequeños casos documentados ha implicado un trauma  con daño extenso de tejido y la presencia de sangre. Sin embargo, no  hay riesgo de transmisión si la piel no está rota, pero puede haber contagio, por el contacto entre la piel rota, las heridas o las membranas mucosas y la sangre infectada por el VIH o los fluidos corporales contaminados con sangre.

El contacto con la pareja que tiene úlceras o encías sangrantes y la sangre de la pareja seropositiva entra en el torrente sanguíneo de la pareja seronegativa. El VIH no se transmite a través de la saliva.

Consumir alimentos que han sido masticados previamente por una persona con VIH, y en este caso,  la contaminación se produce cuando la sangre infectada de la boca de una persona con VIH, se mezcla con la comida mientras mastica y los únicos casos conocidos son los de los bebés.

sindrome vih

La concentración viral del VIH y la adquisición o transmisión del Virus

La concentración viral se refiere a  la cantidad de VIH en la sangre de una persona que tiene el virus, que si es alta, puede contagiar a otra persona. Por lo tanto, tomar diariamente los medicamentos para el VIH, denominados como terapia antirretroviral o ART, según lo recetado por el especialista,  puede hacer que la carga viral sea tan baja que una prueba no pueda detectarla (carga viral indetectable).

En este sentido, las personas con VIH que toman diariamente los medicamentos para el virus según lo recetado,  obtienen y mantienen una carga viral indetectable y por esta razón,  no corren ningún riesgo de transmitir el VIH a una pareja VIH-negativa a través de las relaciones sexuales.

Los medicamentos para el VIH son una herramienta poderosa para prevenir la transmisión sexual del virus. Pero sólo funciona mientras la pareja VIH positiva tenga y mantenga una carga viral indetectable. Sin embargo, no todas las personas que toman medicamentos para el VIH pueden tener una carga viral indetectable. 

Para mantenerse indetectable, las personas con VIH deben tomar medicamentos para este control del virus, todos los días según lo recetado y visitar regularmente al especialista de atención médica para hacerse la prueba de carga viral. 

Formas en las que el VIH no se puede propagar

El VIH no se propaga por el aire o el agua, por mosquitos, garrapatas u otros insectos, por el contacto con saliva, lágrimas o sudor  de una persona con VIH, estrechar la mano, abrazarse, compartir el baño, compartir platos, cubiertos o vasos, o participar socialmente  con una persona con VIH. 

Tampoco se transmite por otras actividades sexuales que no implican el intercambio de fluidos corporales, como por ejemplo, tocar porque, el VIH no se puede transmitir a través de una piel sana e intacta.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *