Categorías
Salud

Circunstancias de Transmisión del Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida (SIDA) y el VIH 

El virus del VIH, se  propaga si la persona sana, entra en contacto con ciertos fluidos corporales de una persona contagiada con VIH, más comúnmente durante las relaciones sexuales sin protección (sexo sin condón o sin medicamentos para el VIH para prevenir o tratar el virus), y también puede ser por compartir el equipo de inyección de drogas. Por ello, si el virus no se trata   puede provocar la enfermedad SIDA (síndrome de inmunodefiiencia adquirida). 

Cuando las personas contraen esta enfermedad, la misma se hace crónica, y potencialmente mortal, causada por el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH), al dañar el sistema inmunológico, dañando la capacidad del cuerpo para combatir las infecciones y enfermedades.

La enfermedad se adquiere por contacto con sangre infectada o también, por la transmisión de madre a hijo durante el embarazo, el parto o la lactancia. Sin embargo, la persona puede pasar sin medicación, por años antes de que el VIH debilite el sistema inmunológico hasta el punto de que tenga el  SIDA.

La enfermedad no se puede curar lo que retiene el avance de la enfermedad son  los medicamentos antirretrovirales pueden retardar drásticamente la progresión de la enfermedad. Estos medicamentos han reducido las muertes por SIDA en muchas naciones desarrolladas.

Por otra parte, el compartir las agujas y jeringas en el uso de drogas intravenosas expone con un alto riesgo, a gotas de sangre de otras personas que esten contagiadas con VIH. 

Las complicaciones del VIH y el SIDA

La infección por VIH debilita el sistema inmunológico, lo que hace que sea mucho más probable que se desarrollen muchas otras infecciones y ciertos tipos de cáncer.

como se siente

Infecciones Comunes al VIH/SIDA

La Neumonía por Pneumocystis (PCP), es una infección fúngica que puede causar una enfermedad grave, que a pesar de haber  disminuido significativamente con los tratamientos actuales para el VIH/SIDA, sigue siendo la causa más común de neumonía en las personas infectadas con el VIH.

Por otra parte, la Candidiasis (muguet), es otra infección común relacionada con el VIH, que causa inflamación y una capa blanca y gruesa en la boca, la lengua, el esófago, así como en  la vagina.

La enfermedad de la Tuberculosis (TB), en los países de recursos limitados, se considera la infección oportunista más común asociada con el VIH y es una de las principales causas de muerte entre las personas con SIDA.

El Citomegalovirus, también conocido como el virus herpes común se transmite en los fluidos corporales como la saliva, la sangre, la orina, el semen y la leche materna. Un sistema inmunológico sano inactiva el virus y permanece inactivo en el cuerpo. No obstante, si el sistema inmunológico se debilita, el virus reaparece, causando daños en los ojos, el tracto digestivo, los pulmones u otros órganos.

Por su parte, la Meningitis criptococócica, es una inflamación de las membranas, el líquido que rodea el cerebro y la médula espinal (meninges), siendo una infección común del sistema nervioso central asociada al VIH, causada por un hongo que se encuentra en el suelo.

En relación con la Toxoplasmosis, es una infección potencialmente mortal causada por el Toxoplasma gondii, un parásito que se propaga principalmente por los gatos,  que transmiten los parásitos en sus heces, y luego pueden propagarse a otros animales y a los seres humanos, la cual puede causar enfermedades cardíacas, y se producen convulsiones cuando se propaga al cerebro.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *