Autor: Vivo Postivo

Avances en la Vacuna VIH/Sida

Una vacuna eficaz contra el VIH-1 se considera la mejor manera de detener la actual epidemia de VIH-1. Sin embargo, a pesar de los importantes esfuerzos realizados para desarrollar una vacuna segura y eficaz, el ensayo RV144, de protección modesta, sigue siendo el único ensayo de eficacia que proporciona cierto nivel de protección contra la adquisición del VIH-1. 

Palabras clave: Avances, Vacuna, VIH, Epidemia, RV144, eficacia

La historia del desarrollo de la vacuna contra el VIH

El retrovirus lentiviral, del virus de la inmunodeficiencia humana tipo 1 (VIH-1), es el agente etiológico de la epidemia mundial del síndrome de inmunodeficiencia adquirida (SIDA). Desde que se identificó por primera vez la epidemia  a principios del decenio de 1980, se han infectado aproximadamente 70 millones de personas, lo que ha provocado 35 millones de muertes. 

La introducción de la terapia antirretroviral de combinación (TAR) ha alterado drásticamente el panorama de la epidemia y ha sido la solución en la disminución del 48% de las muertes relacionadas con el SIDA entre 2005 y 2016. 

A pesar de este notable logro, se estima que hay unos 40 millones de personas que viven actualmente con el VIH y que aproximadamente entre 800.000 y 1,2 millones de personas han muerto por causas relacionadas con el SIDA, recientemente. 

Debido al análisis filogenético comparativo, se cree que los orígenes de la epidemia de VIH son los eventos de transmisión zoonótica que ocurren entre cepas selectas del virus de inmunodeficiencia de los chimpancés salvajes (SIV), que se cruzan con las poblaciones humanas. 

Actualmente se entiende que esta zoonosis podría haber ocurrido hasta en 4 ocasiones independientes, dando lugar a las cuatro clasificaciones del VIH, los grupos N, O, P, y el grupo de la pandemia M. 

Las tecnologías novedosas que se están aplicando a la vacunología del VIH

Desde que se identificó formalmente al VIH como la causa del SIDA, se han realizado esfuerzos continuos en materia de vacunas contra la enfermedad. En 1984, la Secretaría de Salud y Servicios Humanos de los Estados Unidos, anunció que las vacunas eran investigadas y preparadas para las pruebas preliminares para en 1986. Sin embargo, este optimismo inicial fue criticado por muchos eminentes investigadores porque no era coherente con los conocimientos existentes sobre la fisiopatología y el mecanismo del propio virus.

Las tecnologías de ADN recombinante facilitaron en gran medida el desarrollo de muchos productos virales que más tarde se incorporaron a los vectores de vacunas eficaces.

A lo largo de los años, varios enfoques científicos han ganado popularidad e incluyen la inducción de anticuerpos neutralizantes a finales del decenio de 1980, la inducción de la célula T CD8 a principios del decenio de 1990 y los enfoques combinados en la actualidad. 

Los rápidos avances en la fisiopatología y los mecanismos moleculares del VIH permitieron descubrir muchos componentes estructurales y proteínas, que fueron sintetizados  artificialmente mediante la tecnología del ADN recombinante.

Por ello, la culminación fue la clonación y secuenciación del genoma del VIH, lo que llevó a los científicos a creer que se podía  desarrollar una vacuna eficaz en el futuro.

El mecanismo exacto de inmunidad contra el VIH es un rompecabezas y sigue sin resolverse. Actualmente 3 paradigmas científicos han atraído a los investigadores e incluyen la inducción de anticuerpos neutralizantes, la inducción de inmunidad mediada por células CD8 T, y enfoques combinados.

vacuna

Diseño de inmunógenos, así como los estudios 

Estudios se están llevando a cabo para avanzar en la comprensión de los correlatos inmunológicos de protección inducidos por la vacuna. Igualmente, los científicos han formulado la hipótesis de que la estimulación de secuencias correctas de hipermutaciones somáticas podría inducir anticuerpos neutralizantes ampliamente reactivos (bnAbs) capaces de neutralizar y eliminar eficazmente el virus. 

Los estudios han demostrado que una serie de factores del huésped y del virus afectan a estos procesos. Del mismo modo, la obtención de respuestas inmunitarias específicas de las células T CD8 mediante vacunas de ADN encierra promesas futuras. 

Por ello, los científicos sugieren que,  los estudios futuros deberían centrarse en la lucha continua entre las respuestas inmunitarias del huésped y los factores virales siempre evasivos para lograr vacunas eficaces.

Paises en el Mundo con más Casos de VIH

El virus de la inmunodeficiencia humana (VIH), causante del SIDA, tiene una prevalencia que varía de una nación a otra. Se  enumeran las tasas de prevalencia entre los adultos de varios países, basadas en datos de diversas fuentes, principalmente la CIA World.

Palabras clave: Paises, Mundo, Casos, VIH, Prevalencia, CIA World

De todos los países del mundo, los del África subsahariana tienen las tasas más altas de VIH. Entre los países con las tasas más altas de VIH se encuentran Swazilandia, Lesotho y Botswana. En Swazilandia se tenía la mayor prevalencia del VIH. 

Otros países, como Zimbabwe, han disminuido significativamente su prevalencia del VIH. Los servicios comunitarios de lucha contra el VIH se consideran muy importantes para la prevención y el tratamiento del VIH.

El VIH Importante Problema de Salud Pública Mundial

El VIH sigue siendo un importante problema de salud pública mundial. Se cree que unos 40 millones de personas viven con el VIH (incluidos unos 2 millones de niños), con una prevalencia mundial del VIH del 0,8% entre los adultos. Igualmente, alrededor del 21% de esas mismas personas no saben que tienen el virus.

Desde el comienzo de la epidemia, se estima que unos 75 millones de personas se han infectado con el VIH y 32 millones de personas han muerto de enfermedades relacionadas con el SIDA. Cada año mueren casi un millón de personas enfermedades relacionadas con el SIDA. Esta cifra se ha reducido en más del 55% recientemente.

La gran mayoría de las personas que viven con el VIH se encuentran en países de ingresos bajos y medios, por lo que, se estima que el 70% vive en el África subsahariana. De este grupo, unos 20 millones viven en el África oriental y meridional, donde se registran aproximadamente un millón de nuevas infecciones por el VIH cada año.

Alcanzar los objetivos denominados  90-90-90 de la ONUSIDA

Lo que se quería desde la ONUSIDA, era darle un fuerte impulso al programa del Sida, para conseguir que en el 2020 el 90% de las personas que viven con el VIH conozcan su estado serológico respecto al virus. 

Igualmente, que en 2020 el 90% de las personas diagnosticadas con el VIH reciban terapia antirretrovírica continuada. Pero que además, en 2020 el 90% de las personas que reciben terapia antirretrovírica tengan supresión viral.

No obstante, a pesar de que se ha avanzado hacia los objetivos del ONUSIDA de 90-90-90 en materia de prevención y tratamiento, las reducciones interanuales parecen estar estancadas y los objetivos no se alcanzaron para el plazo de 2020. No obstante, se consiguió lo siguiente: 

Primeros 90

En 2018, casi cuatro de cada cinco personas que viven con el VIH (79%) conocían su estado.

ensayos

Segundo 90

Entre las personas que conocían su estado, cuatro de cada cinco (78%) tenían acceso al tratamiento.

Tercer 90

Entre las personas que accedieron al tratamiento, cuatro de cada cinco (86%) fueron suprimidas viralmente. Las regiones de África occidental y central, Europa oriental y Asia central necesitan medidas urgentes para alcanzar los objetivos.

Nuevas infecciones

Existe una renovada preocupación por el hecho de que el número anual de nuevas infecciones entre los adultos se ha mantenido estable en los últimos años. Recientemente, se produjeron aproximadamente 1,7 millones de nuevas infecciones por el VIH, lo que supone una mejora poco significativa  con respecto a las revisiones de años anteriores. 

En los últimos ocho años, las nuevas infecciones por el VIH a nivel mundial han disminuido sólo un 16%. Aunque esto es casi la mitad del número de nuevas infecciones en comparación con el máximo alcanzado en 1997 (2,9 millones), la disminución no es lo suficientemente rápida como para alcanzar el objetivo de menos de 500.000 para el 2020.

Si bien las nuevas infecciones por el VIH entre los niños en todo el mundo también han disminuido, una reducción del 41%, los informes indican que se está avanzando mucho menos de lo que se pensaba y que queda mucho por hacer para mejorar el conocimiento del VIH y las pruebas de detección entre los adolescentes y los adultos jóvenes.

Prevención para el VIH 

La prevención del VIH significa todas aquellas medidas que se pueden hacer para evitar contraer el virus del VIH. Hoy en día, se dispone de más herramientas que nunca para prevenir el VIH. 

Palabras claves: Prevención, VIH, medidas, herramientas, estrategias.

Se Pueden utilizar estrategias como la abstinencia (no tener relaciones sexuales), limitar el número de parejas sexuales, no compartir nunca las agujas y utilizar los preservativos de forma correcta cada vez que se tengan relaciones sexuales. 

Leer Más

Política pública de Salud de la África frente al Sida

La epidemia de VIH/SIDA en África suele describirse como una crisis que exige el mismo tipo de movilización y respuesta que sería necesaria si se tratara de un país en guerra. A menudo se establecen analogías con las luchas de liberación que rescataron  parte de África del dominio colonial. 

Palabras clave: Política Pública, Salud, Africa, Sida, prevención, tratamiento

Sin embargo, más países están integrando la prevención y el tratamiento a nivel de la comunidad, lo que significa que los cuidadores a domicilio se están convirtiendo en responsables de la entrega de los tratamientos y el manejo de los pacientes. 

Leer Más

¿Cómo funciona el VIH Sida?

El VIH ataca y destruye las células CD4 del sistema inmunológico. Las células CD4 son un tipo de glóbulos blancos que tienen un papel importante en la protección del cuerpo contra las infecciones. El VIH utiliza la maquinaria de las células CD4 para multiplicarse y propagarse por todo el cuerpo.

Palabras clave: Funcionamiento, VIH, Sida, células CD4, sistema inmunológico

El VIH infecta los glóbulos blancos del sistema inmunológico del cuerpo llamados células T-helper (o células CD4). El virus se adhiere a la célula T colaboradora, luego se fusiona con ella, toma el control de su ADN, se replica y libera más VIH en la sangre.

Leer Más

Desarrollo organizacional

PRESENTACIÓN

La prevención del VIH/SIDA siempre ha sido uno de los ejes temáticos centrales de la Red Vivo Positivo y, por este motivo, en marzo del 2001 se crea esta área que viene a organizar y sistematizar las iniciativas en torno al tema.

presentacion

OBJETIVO

El objetivo de esta área es mitigar el impacto de la condición de salud de las Personas Viviendo con VIH en su calidad de vida, a través de la promoción de la salud y el autocuidado, en un trabajo directo con y desde las Personas Viviendo con VIH. Esto, junto con la promoción de políticas públicas que apunten a la implementación de estrategias de prevención a nivel nacional y local que impacten en lo social, cultural y personal, para la incorporación de hábitos sexuales saludables.

LÍNEAS DE ACCIÓN

  • Trabajo en Prevención Secundaria y Terciaria a través de la formación de consejeros entre pares para mejorar la calidad de vida de las PVVIH y la incorporación de éstos a la estrategia desarrollada por los servicios de salud.
  • Consejería entre pares en la sede de VIVO POSITIVO, dirigida a PVVIH, familiares y amigos, y centrada en la entrega de información, contención y orientación.
  • Participación en estrategias de Prevención Primaria.
  • Diseño, ejecución y evaluación de Campañas Nacionales de Prevención, desarrolladas en forma asociativa entre el Estado y la Sociedad Civil.
  • Apoyo técnico a agrupaciones de PVVIH integrantes de la Red.
  • Promoción del uso del condón en conjunto con la empresa privada (KAMASUTRA).
  • Servicios en la sede de VIVO POSITIVO: Consejería Entre Pares, Atención Psicológica y Orientación Alimentario-Nutricional.

Tratamientos del SIDA o del  VIH

Terapia Antirretroviral

Las opciones de tratamiento para el VIH,  es la terapia antirretroviral, que es una combinación de medicamentos diarios que impiden que el virus se reproduzca. Esto ayuda a proteger las células CD4, manteniendo el sistema inmunológico lo suficientemente fuerte para combatir la enfermedad. Por lo tanto, la terapia antirretroviral ayuda a evitar que el VIH progrese hacia el SIDA.

Cuando el tratamiento se hace efectivo, la carga viral se vuelve indetectable, lo que significa que la persona todavía tiene el VIH, pero el virus no es visible en los resultados de las pruebas, sin embargo,  todavía está en el cuerpo, y si la persona deja de tomar la terapia antirretroviral, la carga viral aumenta de nuevo y el VIH puede comenzar a atacar de nuevo a las células CD4.

Existen más de 25 medicamentos de terapia antirretroviral que están aprobados para tratar el VIH, los cuales funcionan para evitar que el VIH se reproduzca y destruya las células CD4, que son las que ayudan al sistema inmunológico a combatir la infección,  reduciendo el riesgo de desarrollar complicaciones relacionadas con el VIH, así como la transmisión del virus a otros.

Estos medicamentos antirretrovirales se agrupan en seis clases, que son los inhibidores nucleósidos de la transcriptasa inversa (NRTI), los inhibidores no nucleósidos de la transcriptasa inversa (NNRTI), inhibidores de la proteasa e inhibidores de fusión. 

También se tienen los antagonistas del CCR5, que son igualmente  conocidos como inhibidores de entrada e inhibidores de la transferencia de la cadena de la integrasa. 

tratamiento

Administración  de los  Tratamientos

Generalmente se recomienda un régimen inicial de tres medicamentos para el VIH de al menos dos de estas clases de medicamentos, antes mencionadas, cuya combinación ayuda a evitar que el VIH forme resistencia, lo que significa que,  el medicamento ya no funciona para tratar el virus.

Muchos de los medicamentos antirretrovirales se combinan con otros, de modo que una persona con VIH suele tomar sólo una o dos pastillas al día. Por lo que, el especialista en la atención médica ayuda a la persona con VIH a elegir un régimen basado en su salud general y sus circunstancias personales. 

Estos medicamentos deben tomarse todos los días, exactamente como se han recetado, porque sino se toman adecuadamente, puede desarrollarse una resistencia viral y puede ser necesario un nuevo régimen.

Los análisis de sangre ayudan a determinar si el régimen funciona para mantener baja la carga viral y alto el recuento de CD4. Si un régimen de terapia antirretroviral no funciona, el especialista médico de la persona,  lo cambiará a un régimen diferente que sea más eficaz.

Consejos para Alimentarse mejor

Si la persona es seropositivo, la nutrición y el VIH es un tema al que se querrá prestar especial atención. Eso es porque el cuerpo sufre cambios, tanto por los medicamentos como por la propia enfermedad. 

Palabras clave: Consejos, alimentación, HIV, cambios, cuerpo.

Por ejemplo, se puede experimentar una pérdida de peso extrema, infecciones o diarrea. Otro cambio común es la lipodistrofia (síndrome de distribución de grasa) que puede causar cambios en la forma del cuerpo y aumentos en los niveles de colesterol. 

Al hacer mejoras en la dieta puede mejorar la salud y mejorar los efectos de los sintomas. Seguidamente se dan  algunos consejos que pueden ayudar no obstante, un dietista registrado (RD) puede darle aún más y mejor  orientación.

Los principios básicos de la nutrición y el VIH

Los principios básicos de una alimentación sana también sirven si es seropositivo. Estos principios incluyen:

  • -Comer una dieta alta en vegetales, frutas, granos enteros y legumbres.
  • -Escoger fuentes de proteína magras y bajas en grasa.
  • -Limitar los dulces, los refrescos y los alimentos con azúcar añadida.
  • -Incluir proteínas, carbohidratos y un poco de grasa buena en todas las comidas y bocadillos.

Seguidamente, se presenta información más específica para empezar con un plan de alimentación más saludable.

Mucho cuidado con las Calorías 

Son la energía de los alimentos que proporcionan combustible al cuerpo. Para mantener la masa corporal magra, puede que se necesite aumentar las calorías. De la siguiente manera: 

  • -Consumir 17 calorías por libra de  peso corporal si se ha estado manteniendo el peso.
  • -Consumir 20 calorías por libra si se tiene una infección oportunista.
  • -Consumir 25 calorías por libra si se está perdiendo peso.

comida

Tener siempre presente las Proteínas 

Ayuda a construir músculos, órganos y un sistema inmunológico fuerte. Para obtener suficiente cantidad de los tipos de proteína adecuados:

  • -Consumir de  100-150 gramos al día, si es un hombre VIH positivo.
  • -Si es una mujer VIH positiva, consumir 80-100 gramos por día.
  • -Si se tiene una enfermedad renal, no se obtendrá más del 15%-20% de calorías de las proteínas, que pueden estresar los riñones.
  • -Elegir  carne de cerdo o de vaca extra-limpia, pechuga de pollo sin piel, pescado y productos lácteos bajos en grasa.
  • -Para obtener proteínas extra, untar mantequilla de nueces en la fruta, verduras o tostadas, añadir queso a las salsas, sopas, patatas o verduras al vapor, también  añadir atún enlatado a las ensaladas o guisos.

simpre revisar los Carbohidratos 

Para obtener suficiente cantidad de los tipos adecuados de carbohidratos:

  • -Comer de cinco a seis porciones (alrededor de 3 tazas) de frutas y verduras cada día.
  • -Elegir productos con una variedad de colores para obtener la más amplia gama de nutrientes.
  • -Elegir legumbres y granos enteros, como el arroz integral y la quinua. Si no se tiene sensibilidad al gluten, la harina de trigo integral, la avena y la cebada pueden ser adecuadas para la dieta diaria.
  • -Además seguir con el arroz integral, la quinoa y la patata como fuentes de almidón. Si la persona es  diabética o pre diabética o tiene resistencia a la insulina, entonces la mayoría de los carbohidratos deberían provenir de las verduras.

¿De qué manera puede una persona saber que se ha contaminado con el SIDA?

¿Cómo saber si soy positivo?

Una persona que no lleva una vida ordenada sexualmente hablando, en el sentido de no practicar el sexo seguro y que además esté en drogas, tiene un alto riesgo de contraer el HIV. 

Postivo vih

Por lo tanto, los estudios científicos revelan que en el plazo de dos a cuatro semanas después de la infección, se pueden experimentar síntomas parecidos a los de la gripe como fatiga, fiebre, dolor de garganta, inflamación de los ganglios linfáticos, dolor de cabeza, pérdida de apetito o erupción cutánea. 

Durante este período, el sistema inmunológico está aprendiendo a reconocer el VIH, por lo que, se habla de infección primaria porque se refiere al momento en el que se infecta por primera vez la persona,  con el VIH.

La manera de saber con seguridad si la persona tiene VIH es haciéndose la prueba. Aunque el virus puede causar los síntomas, no es una forma fiable de saber si se está infectado. De hecho, algunas personas no tendrán ningún síntoma, pero aunque no se tenga ninguno de los signos típicos de una infección, siempre es muy importante hacerse  la prueba si se cree que se está en peligro.

¿Cómo me siento?

Las personas suelen verse y sentirse totalmente sanas durante mucho tiempo después de ser infectadas. El VIH puede tardar 10 años o más en mostrar algún síntoma, o tal vez más tiempo que en el caso de las personas que toman medicamentos para el virus. 

Por lo tanto, es crucial hacerse la prueba del VIH con regularidad, especialmente si se han tenido relaciones sexuales sin protección o si se han compartido agujas. Por lo tanto, el tratamiento del VIH puede ayudar a mantener a las personas relativamente sanas. Igualmente, el tratamiento puede reducir o incluso detener las posibilidades de contagiar el VIH a otras personas durante las relaciones sexuales.

Las primeras  semanas después de haberse infectado con el VIH, la persona puede sentirse con fiebre, dolor y enfermo (a). Estos síntomas son parecidos a los de la gripe,  y son la primera reacción del cuerpo a la infección por VIH. Por lo tanto, durante este tiempo, hay mucho virus en el sistema, por lo que es muy fácil contagiar el VIH a otras personas. Así mismo, los síntomas sólo duran unas pocas semanas, y luego, por lo general, no se vuelven a tener síntomas durante años. Pero el VIH se puede transmitir a otras personas, independientemente de que se tengan o no síntomas o que la persona se sienta enferma.

¿Cuáles son los Síntomas del Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida (SIDA) y del VIH?

La única manera de saber con seguridad si se tiene el virus del VIH es haciéndose la prueba, porque no se puede confiar en los síntomas para saber si se tiene el virus. Por ello, conocer el estado de salud referente al VIH brinda información poderosa para que se puedan tomar medidas para mantenerse con estabilidad saludable a sí mismo (a)  y a la pareja. 

Si el resultado de la prueba es positivo, se pueden  tomar medicamentos para tratar el VIH y por lo general, las personas con virus que toman diariamente los medicamentos según lo prescrito por el médico especialista tratante pueden vivir una vida larga,  relativamente saludable y prevenir la transmisión a otros.

Sin los medicamentos para el VIH, que son los llamados  antirretrovirales o ART, el virus se replica en el cuerpo y daña el sistema inmunológico. Por eso es necesario que las personas empiecen el tratamiento lo antes posible después de dar positivo. No obstante,  si el resultado es negativo, hay varias maneras de evitar contraer el VIH.

Si se trata de una mujer  embarazada, debe hacerse la prueba del VIH para poder empezar el tratamiento si es seropositiva. Si una mujer VIH positiva recibe tratamiento para el virus al principio de su embarazo, el riesgo de transmitir el VIH a su bebé puede ser muy bajo. La forma de encontrar un centro cercano al domicilio es utilizar el localizador de servicios para el VIH para encontrar el sitio de pruebas de VIH cerca del interesado.

¿Cuáles son los síntomas del VIH?

Existen varios síntomas del VIH, y no todas las personas tendrán los mismos de estos síntomas. Depende de la persona y de la etapa de la enfermedad en la que se encuentre. A continuación, se detallan las tres etapas del VIH y algunos de los síntomas que las personas pueden experimentar.

sintomas

Etapa 1: Infección aguda por VIH

Dentro de las 2 a 4 semanas después de la infección con el VIH, las personas tendrán una enfermedad similar a la gripe. Esta es la respuesta natural del cuerpo a la infección por VIH.  Por lo tanto, los síntomas son parecidos a los de la gripe y pueden incluir fiebre, escalofríos, erupción, sudores nocturnos, dolores musculares, dolor de garganta, fatiga, ganglios linfáticos inflamados, úlceras bucales entre otros. 

Estos síntomas pueden durar desde unos pocos días hasta varias semanas. No obstante,  algunas personas no tienen ningún síntoma durante esta etapa temprana del VIH.

Etapa 2: Latencia clínica

En esta etapa, el virus todavía se multiplica, pero a niveles muy bajos, y las personas en esta etapa pueden no sentirse enfermas ni tener algún síntoma. Esta etapa también se denomina infección crónica por VIH, por ello, sin tratamiento anti-VIH, las personas pueden permanecer en la etapa durante 10 ó 15 años, pero algunas pasan por ella,  más rápidamente.

Si se toma el tratamiento anti-VIH todos los días, exactamente como lo han recetado los especialistas, se obtiene y mantiene una carga viral indetectable, se puede proteger la salud y prevenir la transmisión a otros. Pero si la carga viral es detectable, puede transmitir el VIH durante esta etapa, incluso cuando no se tengan síntomas. Es importante  ver al especialista de atención médica regularmente para que  revise los nivel de carga viral. 

La Etapa 3, SIDA

Si se tiene VIH y no se tiene tratamiento para el virus, eventualmente el contagio debilita el sistema inmunológico del cuerpo y se progresa al SIDA (síndrome de inmunodeficiencia adquirida), que es la última etapa de la infección por VIH. Los síntomas del SIDA pueden incluir pérdida rápida de peso, fiebre recurrente, sudores nocturnos, hinchazón prolongada de los ganglios linfáticos en las axilas, ingle y cuello. 

También se pueden tener diarreas prolongadas que duran más de una semana, llagas en la boca, el ano o los genitales, neumonía, manchas rojas, marrones, rosadas, púrpura en la piel, la boca, la nariz o los párpados, pérdida de la memoria, depresión y otros trastornos neurológicos, además de las infecciones oportunistas.